martes, 31 de enero de 2006

Jacob

Jacob es rubio, tiene el pelito a lo 'greñas'. Tiene los ojos que según lo excitado que esté son grises o azules.
Jacob tiene unos labios que succionan en el momento de mayor extásis todo mi líquido salado. Tiene una lengua que lame de un modo mis labios que hace que desee que no deje de hacerlo.
Jacob tiene un pecho duro que me encanta acariciar y fruto de cargar muchas cajas. Me encanta acariciarle y saber que su cuerpo no es fruto del autocultivo y el sudor de gimnasio
Jacob tiene un olor característico que cada vez que huelo me vuelve loca.
Jacob tiene una nariz chatita y grande a la vez que me gusta morder.
Jacob tiene un culo que adoro pellizcar
Jacob tiene una verga que hace que pierda el juicio y olvide todo.
Me folla taaaaaaan biennnn.
Tan dulcemente en un principio y tan salvajemente luego...........El sábado estuve en el garito donde trabaja y quedamos para el teatro para la semana que viene. Dice que le pongo nervioso, que le da vergüenza que le mire así y que le diga esas cosas, pero es que está.....buf como un quesito.
Cuando me iba a otro local le digo "Dame un besito que me voy" ARRRRRRRffffffffffffff que beso. Buf. Que labios. Que lengua. Que boca. Que dientes..........arf que sabor........
A las 5.15 de la mñn cuando ya me iba a acostar le mandé un sms
"Me voy a acostar en 15 min. Vienes?"
No contestó y yo tardé en vez de 15, 45 minutos. Mando otro sms
"Buf, me costó. Al final tuve que bajarme la cremallera y quitarme el vestido sola. Jo, con las ganas que te tenía hoy...Tu beso me ha sabido a gloria"
A los cinco minutos me llama un número desconocido.
-Hola. Soy Jacob ¿Qué haces?
-Estoy en la camita metida
-¿Voy?
-Claaro... veeen....
Cuando entró por la puerta el pobre estaba pasmado de frío. Entró corriendo y directamente a la habitación. No le di opción a peta ni a cigarro ni a cerveza. No eran horas para andar moneando y yo en realidad lo que quería era tenerle en mi cama y a eso es a lo que él había venido.
Entró en mi habitación y nada más llegar me plantó un beso que hizo que se me bajaran los pantalones hasta los tobillos.Nos metimos en la cama y al contrario de la otra vez estuvimos un rato abrazados sin decir nada, compartiendo respiración y acompasando los latidos. Entonces.....entonces me besó como solo él sabe, me besó jugando con mi lengua, pasando la suya por toda la longitud de mis labios. Me lamió entera y me tocó el pelo. Me acarició el cuello mientras yo me entretenía en su espalda. Me besó la clavícula (me encanta que me hagan eso) mientras yo hundía mi nariz en su cuello ansiosa de llenarme de su olor, de que su sudor inundara todo mi cuerpo y anulara el resto de los sentidos. Después me lamió los hombros con esa lengua tan fuerte, grande y musculosa muy despacito para ir bajando. Y cuando llegó.....creí que me moría. Le cogía el pelo, me agarraba a la almohada y sentía que me mareaba. Esa boca puede dar mucho placer, mucho y de hecho lo hace. Lo hace muuuy bien.Cuando llegué al clímax, cuando se bebió todo mi jugo y sentí que no podía sentir más.....subió, me besó (ummm que amargor más rico) y me penetró.Muy suave, muy lento....pero con un punto de dolor que solo he conocido en dos pollas: la suya y la de R. Fue un movimiento muy lento y muy acompasado mientras me besaba la cara y yo acariciaba su culo, su pecho y le miraba a los ojos. Me gusta mirar a los ojos de quien follo y me gusta que me miren. Me gusta ver que se desprende de su mirada, me gusta compartir el deseo. Me lo acrecenta. Me pone a 1000 ver como sus ojos tienen fuego y quieren follarme. Me gusta.Entonces empezó a comerme los pezones. Soy muy rara y para consentir que me los coman deben hacerlo muuuuuy bien. Si no, no lo tolero. Soy hiiiiiipersensible. Pues le dejé que me hiciera lo que quisiera. Y me lo hizo rebien. Y ahí fue cuando ya me volví loca y empezó la caña."
Entró en mi habitación y nada más llegar me plantó un beso que hizo que se me bajaran los pantalones hasta los tobillos.Nos metimos en la cama y al contrario de la otra vez estuvimos un rato abrazados sin decir nada, compartiendo respiración y acompasando los latidos. Entonces.....entonces me besó como solo él sabe, me besó jugando con mi lengua, pasando la suya por toda la longitud de mis labios. Me lamió entera y me tocó el pelo. Me acarició el cuello mientras yo me entretenía en su espalda. Me besó la clavícula (me encanta que me hagan eso) mientras yo hundía mi nariz en su cuello ansiosa de llenarme de su olor, de que su sudor inundara todo mi cuerpo y anulara el resto de los sentidos. Después me lamió los hombros con esa lengua tan fuerte, grande y musculosa muy despacito para ir bajando. Y cuando llegó.....creí que me moría. Le cogía el pelo, me agarraba a la almohada y sentía que me mareaba. Esa boca puede dar mucho placer, mucho y de hecho lo hace. Lo hace muuuy bien.Cuando llegué al clímax, cuando se bebió todo mi jugo y sentí que no podía sentir más.....subió, me besó (ummm que amargor más rico) y me penetró.Muy suave, muy lento....pero con un punto de dolor que solo he conocido en dos pollas: la suya y la de R. Fue un movimiento muy lento y muy acompasado mientras me besaba la cara y yo acariciaba su culo, su pecho y le miraba a los ojos. Me gusta mirar a los ojos de quien follo y me gusta que me miren. Me gusta ver que se desprende de su mirada, me gusta compartir el deseo. Me lo acrecenta. Me pone a 1000 ver como sus ojos tienen fuego y quieren follarme. Me gusta.Entonces empezó a comerme los pezones. Soy muy rara y para consentir que me los coman deben hacerlo muuuuuy bien. Si no, no lo tolero. Soy hiiiiiipersensible. Pues le dejé que me hiciera lo que quisiera. Y me lo hizo rebien. Y ahí fue cuando ya me volví loca y empezó la caña.
Fue entonces cuando me puse como una potra salvaje a montarle, fue entonces cuando grité y lloré y reí y sentí tocar el cielo. Fue entonces cuando me puse a cuatro patas enfrente del espejo. Me encantó que me follara en esa postura. Me vuelve loca que me follen salvajemente como a una perra, que me den cachetes en el culo y me agarren del pelo. Me pone bestia total y me puedo dar la vuelta y hacerte locuras. Locuras como las que le hice a él que me decía "No me hago contigo. No me hago contigo" mientras se partía de la risa. Y entonces se corrió. Lo hizo de una forma fulminante y poderosa. Creí que había manchado hasta el techo y así se lo dije y se rió mucho más.Después, muchos abrazos y muchos besos, muchas risas, muchas confidencias y es que.........quien dijo que el sexo sin amor es frío, sucio y vacío? Depende de como se viva, depende de con quien se viva y de quien lo viva. A mis amigos se lo tengo redicho podemos ser amigos y pasarlo muuuy bien y no dejar que esto fastidie la amistad. Si eres capaz......vas a disfrutar muuuuuuuuuucho.

No hay comentarios: