martes, 7 de noviembre de 2006

Recién llegada de Viñarock

Este post es de antes del verano y lo he recuperado del ordenador de mi casa.

Recién llegada de Viña Rock, la mochila llena de ropa sucia me espera a los pies de la lavadora. Jacob se está duchando y yo estoy intentando asimilar lo ocurrido este fin de semana.
Este fin de todas las barreras, todos los obstáculos han sido derribados. Cierto que las drogas hermanan, cierto que el MDMA es la droga del amor. Pero no todo fue bajo las influencias de estas sustancias
Este fin de semana le he abierto mi corazón a Jacob. Me he enganchado más. Le he contado cosas que vengo sintiendo hace tiempo y no le había comentado.
Este fin de semana me he despedido de mi querida América. América ha sido el mejor descubrimiento para mí este último año. No se llama América. Pero yo siempre dije que Colón descubrió América y yo le descubrí a ella. Le quiero muchísimo.
Si bien es cierto que estoy contenta, feliz y pletórica por mi marcha; también es cierto que voy a echar muchísimo de menos a toda mi gente. El llamar y decir “Vamos a tomar una caña”. O sencillamente salir a la calle e ir a la Taberna donde sabes que siempre hay alguien amigo. O ir al M&A a charlar un rato con Alfil o ir al Moe a charlar un rato con el tío más sabelotodo de Talavera ...nuestro querido y odiado Moe (of course)
Y nada............pues eso. Que voy a ver si pongo la lavadora, me ducho y me siento un rato en el sofá

4 comentarios:

Anónimo dijo...

recuerdo la ultima vez q volvi de un festival. Dios que ganas de pillar una ducha, una cama y entrar en coma profundo!

estas recapitulaciones son agradables

l'home de la musica dijo...

Y que? desde entonces te ha cambiado mucho la vida??? supongo que si, no?

tenblog dijo...

me ha cambiado para bien yo diría....

Alfredito dijo...

Pasaba por aquí. Como hago a menudo. ¿Aún sigues en el sofá?

Besitos.