miércoles, 23 de abril de 2008

lapiz y papel (reflexionando)

A veces hablo demasiado. Cuando no me toca. Comentarios innecesarios e inofensivos que a mí me parecen graciosos pero pueden provocar algo muy lejos de mi intención o que yo pueda imaginar. Hay cosas que se escapan a mi entendimiento o percepción de la realidad. Hay muchas realidades. Tantas como personas.

No hay comentarios: