sábado, 11 de octubre de 2008

Mi amiga empatía

Siempre he sufrido de empatizar mucho. Para lo bueno y para lo malo. Creo que ya aprendí a vivir con ello sin que me destroce.
Hoy lloro por Eli-R. Pobre. Ona (ya he hablado de ella antes) es un amor pero le da la locura una vez al mes y la lía (todo lo que es capaz de liarla alguien de su tamaño). A raíz de la última....Eli-R ha recibido un ultimátum. O se va ella u os vais las dos.
Pobreee.....de momento esta noche ha dormido fuera. Y él no la ha llamado.
¿Cómo se puede tirar a la borda una relación de 4 años así? ¿Cómo puedes preferir separarte de (el que supuestamente es) tu amor a tolerar una pequeña locura perruna mensual? Ella te ha aguantado todo. Tus amigotes, tus amiguitas, tus desfases, tus malos días.....solo quiere tener a su lado a Onna. Es su nena. ¿Tú quieres tener hijos? ¿Qué harás con ellos el primer día que lleguen tarde? ¿Y cuando suspendan? ¿Y cuando aparezcan borrachos? ¿Y cuando te llegue la niña con chupetones? No es comparable......vale. Quizá sí. Al menos para mí. Es espíritu de sacrificio al fin y al cabo.
No paran de caer lágrimas y me encantaría poder hacer algo. Pero.......no creo que pueda. De momento ella sabe que estoy ahí. De momento la abrazo, la beso y la escucho.

9 comentarios:

Africa dijo...

Ya lo estás haciendo Ten, siendo capaz de conectar con su dolor de ésa manera. Éste exceso de empatía es lo que tiene, echas piedras pesadas en la mochila y te cansas antes...me lo conozco. Como bien dices, no es una cuestión canina, es ése ceder un poquito en algo simple, compartir y sino es así, al menos entender y respetar.

Africa dijo...

En un libro de Walter Riso encontré el caso de una chica describiéndo a su psicólogo una cita con un hombre. Cuando él le pidió que explicara algún punto negativo sobre la cena, ella dijo que quizás le encontró un poco egoísta...el psicólogo ahondó más en ese "un poco" e hizo que descubriera que era un mucho, que era un hombre egoísta, sólo que ahora se lo perdonaba porque estaba enamorada de él....

ánimos que ya ves que circula el virus otoñal en la blogosfera.. un beso ;-)

Chuspi dijo...

Si la obliga a deshacerse de su perrita entonces es que no la quiere como debería de ser...a mí me hacen éso y...y vamos! ya le pueden dar bien por el saco al tío!!! Con su actitud, pienso que está demostrando bastante..y ella también, que su nena le dá miles de cosas que él ni consigue, se ponga como se ponga!!!
Normal que llores y te aflijas por ella: es tu amiga. Y eso te honra y mucho!

Gracias por tus enormes palabras en mi blog, me han encantado y cuánto razón tienen!!!
BESAZOS AMIGA!!!!

Winchester dijo...

Gracias a las personas capaces de empatizar existe la maravilla de sentirse comprendido...Bravo por ti...
Besos guapa

Cybernapya dijo...

¡Qué difícil es empatizar y tener una gran inteligencia emocional! No cambies... Besos,guapa

Tenblog dijo...

Africa: estupendamente explicado con el ejemplo de la mochila. Muy buena metáfora. Me la anoto. Ahora además de piedras...tengo a Ona, la verdad me encanta. A lo mejor la secuestro yo y se acaba el problema :D

Chuspi:Estoy de acuerdo contigo. Ella no se merece esto. Nadie que ame a otra persona puede ponerle en esa tesitura tan terrible. Elegir entre las dos cosas más importantes de su vida...

Rakel: se hace lo que se puede intentando no sufrir mucho (q eso s m da de puta madre también)

Cybernapya: Bueno, lo de empatizar ya lo tenemos pero lo de la inteligencia emocional....estamos en camino corazón!!!! S hace lo q se puede.
Besos también para ti con abrazo fuerte.Gracias por la visita, cuidate.

Anónimo dijo...

No me gustaria estar en el papel de tu amiga, la verdad. A mi esas situaciones me dan una impotencia mezclada con coraje que soy capaz de quedarme el perro, a la dueña y tapiarle la puerta de casa al susodicho por memo... que pasa? yo tambien tengo locuras mensuales... todo se pega!!

retinorama

Tenblog dijo...

Retinorama: yo también haría todo eso si me dejara llevar. Pero sabes??? es que ya lo hice con mi querida examiga P. Resultado: espejos retrovisores por valor de 300€ rotos, ruedas de coche rajadas, miedo cuando iba sola por la calle de noche (como buen animal nocturno, esto era diario).....y después enterarme de tantas cosas que hacían que la historia no fuera la misma...esto hace que no lo vuelva a repetir JAMAS.
La escucho, la abrazo, la beso, cuido a Ona, lloro incluso. Pero nada más. No me involucro en ninguna relación de pareja.
pero....lo de tapiar la puerta suena divertido. Que se levante un día y tenga la puerta tapiada...ummmm me gusta cada vez más :)

Anailogica dijo...

Yo tengo dos yorkis, macho y hembra, algún día criarán y el fin de semana pasado le dije a mi marido que me daba miedo ese momento, porque iba a ser incapaz de vender a las crías, y él todo serio me dijo que no pretendería quedarme con todos, que eso era una locura, y yo con toda mi sangre fría le conteté que sí, que era una locura, pero era MI locura, y que si llegaba el caso y no se encontraba bien con tanto perro, ya sabía dónde estaba la puerta.

El resto del finde de semana, no paró de jugar con ellos, y sé que los quiere casi igual que yo.

Besotes guapetona.