sábado, 15 de noviembre de 2008

Antes de yo llegar

Antes de que yo llegara a este mundo pasaron muchas cosas que condicionarían mi vida. Muchas.

La primera es que mi abuela se quedó embarazada soltera de mi madre. Esto, en un pueblo de los Montes de Toledo perdío de la mano de Dios. La familia de él no quería verla ni en pintura. Por roja. Pero ella tenía mucho orgullo y mucho valor. Así que no le importó y no se fue a Madrid como le sugerían sus hermanas, sino que se quedó en el pueblo y cuando pasaba por la plaza levantaba la frente y la tripa y sonreía. Tuvo a mi madre y conoció a Serafín, el que yo creí que era mi abuelo hasta los 13 años. Serafín no quiso adoptar a mi madre, no quiso darle sus apellidos. No la quiso como hija. Y tuvo una con mi abuela. Después un aborto, un mal legrado, muchos madrugones para ir al huerto, a olivas.....murió joven. Según mi madre, él la mató. Por mandarla al campo a pesar de estar enferma. Por tratarla como una mula en vez de como una mujer. Mi madre era adolescente. Mi tía, una niña.

Cuando murió mi abuela, Serafín se dedicó a hacer con mi madre lo que hizo con mi abuela. No la quiso como hija pero tenía las obligaciones de una hija, una madre y una esposa. Cuidarle a él y a su padre, además de ocuparse de su pequeña hermana. Hasta que sus tías se la llevaron a servir a Madrid. "Por lo menos te pagarán"

Allí trabajó en la casa de un coronel (o teniente o algo así) que fue como un padre para ella y le animó a estudiar dada su brillante inteligencia (mi madre es lista a rabiar, pero....). Empezó lo que antes se llamaba Banca. Y allí conoció a mi padre. Mayed Shiaded Mohamed. Un palestino de piel morena, ojos negros como el pelo que lucía liso y abundante. Era un hombre 10 y la trataba como a una reina. Por aquel entonces mi madre tendría unos 18 años. Se enamoraron. Locamente. Con pasión. Con un romanticismo propio de su edad.

Entonces mi madre quedó embarazada. De mi. De su amor. De aquella locura juvenil que vivían arrebatadamente. Como si no existiera nada más que ellos. Como si no importara el resto del mundo. Pero....por más que ellos lo creyeran....la realidad vino a despertarlos de su sueño.

Él pertenecía a la Intifada. Le llamaron. Le pidió a mi madre que fuera con él. Pero ella no podía traer un hijo al mundo en una tierra que no tenía dueño. Una tierra que ardía. Que lloraba. Que estaba convulsionada y albergaba a un pueblo desterrado. Un pueblo que aún luchaba. Que siempre estuvo en la lucha. Que no conocía otra cosa que el ostracismo, el exilio, la busqueda de su lugar.Ella le dijo que le esperaría. SIEMPRE. Que volviera. Entonces él marchó (no sé si para nunca volver, porque hay varias versiones).

Mantuvieron correspondencia durante mucho tiempo. Pero un día .... mi madre dejó de recibir cartas. No sabía que había pasado. Si había muerto. Si la había olvidado. Si no podía ponerse en contacto con ella........

Por aquel entonces, mi madre seguía en la casa del coronel que me quería como su nieta y me compraba un montón de cosas. Era la nena mimada. Pero un primo que se dedicaba a la feria (más concretamente, a la tómbola) convenció a mi madre.

Mira que se gana mucho dinero, no seas tonta. Que eres tú sola pa la niña. Hazme caso. Que soy tu primo mayor. Déjate de servir a militares ¿dónde está tu orgullo?

Así fue como mi madre dejó la casa del coronel y se marchó solita con su niña pa la feria....

16 comentarios:

Tenblog dijo...

a este dibujo le faltan colores....emulando a Revuelta, procuraré hacer algo que se pueda ver (jejeje)

Capazorros dijo...

Bonita historia.
Un saludo de feriante.

Chuspi dijo...

Entrañable y lleno de fuerza tu escrito!! Joer...pero digo yo..y después de irse a la feria...???
Continuará???

P.D.- Mujer,cotilla que es una,jajaja, ya puestos......( es broma)

BESOS Y GRACIAS POR COMPARTIRLO!

Hyku dijo...

Pedazo de historia...y tantas como esa que habrá por ahí...

Besos mil.

Winchester dijo...

Y tú, la tercera generación valiente!
(Necesito saber qué ocurrió cuando os fuísteis a la feria... porfaporfaporfaporfa...)

PAZ dijo...

Ahora voy entendiendo muchas cosas. Honra merece el que a su familia se parece.
Y espero la continuación...

Cybernapya dijo...

¿Y me decías a mí que no tenías arte expresándote? Preciosa historia, pero queremos saber más...
Besos

Prometeo dijo...

Impresionante, mágico y fascinante a partes iguales. Queremos más

Grigri dijo...

Joé, al lado de la tuya, las historias que escribe Almudena Grandes parecen de TBO!!

muy bonito tenblog, y además muy bien escrito.

anselmo dijo...

La historia es muy fuerte. Y que fortaleza la de las mujeres de tu familia...
Deseando ver la siguiente parte de esta historia. Ciertamente, la realidad supera en mucho la ficción.

Tenblog dijo...

Cazaporros: en la feria solo estuve un par de años, pero en cuanto crecí cuando podía me escapaba con mi primo a la tómbola. Besotes de muñeca chochona

Chuspi: continuará, continuará. Gracias a ti por seguir viniendo

Hyku: la vida es una historia de mil historias con mil personajes en mil lugares....

Win: yo y mis hermanas que la mediana es una aventurera total. Continuará....

Paz: sí tenemos un ramalazo común de ... no sé como definirlo. Pero gracias, me enorgullezco de mis predecesoras.

Cibernapya: Gracias....

Prometeo: me abrumas...gracias por visitarme

Grigri: joer...Almudena es una de mis (si no la) favoritas. Uff. Como te pasas ;D muchas gracias

Anselmo: Realmente tengo ejemplos a seguir, cuando desfallezco pienso en ellas. La realidad supera a la ficción...a veces sí....sin ninguna duda. Ya os seguiré contando.

Tenblog dijo...

MUCHAS GRACIAS A TODOS. Por vuestras visitas, por vuestros comments.
Estoy de vacances y no tengo internete en casa, procuraré actualizar y responder pronto.
Besis

REVUELTA dijo...

Tenblog, que historia más impresionante. El color, la luz y la intensidad lo has puesto tu con tus palabras. Como dice Win, sigue contando la historia. Personalmente estos escritos son los que más me interesan, porque es la historia de personas cercanas que tal vez no salgan en los libros comerciales.
Un beso

issis dijo...

en una consultora, durante una entrevista con directivos de diferentes empresas se oía esta frase: las grandes palabras, los grandes conceptos los dice cualquiera y cualquiera los vuelve olvidar tal y como llegaron, pero si envuelves emoción en una pequeña historia, en una anécdota, tendrás a gente más cerca de ti...
material de investigación de mi siguiente documental.

esta semana o la siguiente se estrena en cines, el documental NADAR. al loro, te encantará.
te lo prometo.

Africa dijo...

Cuánto coraje y pasión hay en las mujeres de tu família Ten. Puedes sentirte bien orgullosa de la saga. La verdad es puedo verte en todos ésos sitios que describes..mi admiración no hace sino crecer...muchos besos guapa!!

P.S. Y lo de chochona?? No sé qué pensar.... ;-)

Tenblog dijo...

Revuelta: muchas gracias, hoy cuelgo otro escrito.

Issis: me ha gustado lo que has dicho. Las palabras vacías se las lleva el viento desde luego, por muy bien que suenen.
Me encantaría poder ver ese documental. Será posible en este reducto??

Africa: me siento muy orgullosa de mi madre y de mi abuela, con todas sus virtudes y sus defectos.

la muñeca chochona...siempre toca, siempre toca!!