jueves, 27 de noviembre de 2008

El primer recuerdo

El primer recuerdo de mi vida es de cuando tenía aproximadamente 3 años. No estoy muy segura pero mi hermana V no estaba así que supongo que por ahí debía andar (nos llevamos dos años y medio)

Era una habitación blanca, con las cortinas blancas, las sábanas blancas y una luz muy blanca. Parecía un hospital pero era como una pensión, un hostal o algo así.

Estaba con mi padrastro. Mi madre no estaba. Estábamos los dos solos y recuerdo que él decía "Volverá, ya verás como volverá"

No me acuerdo de nada más, pero investigando investigando he sabido que mi madre se fue. No sé cuanto tiempo. No sé adonde. Pero se fue. Y me dejó con él. Supongo que no se imaginaba lo que iba a suceder unos años después, si no , no me habría dejado sola.

Ella no quiere hablar. No le gusta. Cuando toco ciertos temas me contesta con esa sonrisa. Esa que me indica que me está mintiendo. Esa sonrisa incómoda, violenta, nerviosa. No me gusta ver esa sonrisa en la cara de mi madre, por eso lo dejo pasar.



El segundo recuerdo debe ser de la misma época más o menos. Mi madre era feriante (ahí conoció a mi padrastro) vendía nubes de algodón, manzanas de caramelo, garrapiñadas...él era el chulito de la feria. Sentado en las atracciones sin bajar las barreras de seguridad, subiendo, bajando, girando, sonriendo....era un golfo sinvergüenza que con su atractiva pillería seducía a todas las chicas (locales y feriantes). Y mi madre cayó en su trampa.

Pues, como decía, mi segundo recuerdo era en esas fechas y mi hermana (repito con la que me llevo dos años) nació después de dejar la feria.....yo le pedía a mi madre permiso para ir a ver a una amiga que vivía cerca de la feria en la que estábamos. Me lo dió y fui. Era una escalera de esas de mármol blanco y barandilla fina negra. Ella tenía el pelo paje con su flequillo y todo. Recuerdo que era mucho mayor que yo. Llamé a su puerta y no contestaban así que me senté a esperar en los escalones. Tardó mucho en volver y mi madre se preocupó porque mi amiga me estaba buscando a mí por la feria, según se enteró después. Vinieron a buscarme (mi amiga y alguien más, mi madre no podía dejar la parada) y recuerdo que me alegré un montón y fuimos a montarnos en los coches de choque.

13 comentarios:

Belén dijo...

Cuando te pierdes o te pierden cuando eres peque es muyyyy angustioso, para una de las dos partes, claro

Besicos

Chuspi dijo...

Gracias por depositar tu confianza y sinceridad en nosotros. Supongo que estas entradas al igual que otras no resulta facil escribirlas, pero atenderan a momentos de desahogo personal tan necesarios.
Claro que volveré, siempre con tu permiso.Es dificil no hacerlo cuando una se siente cómoda.

UN BESAZO!!!

REVUELTA dijo...

Tenblog, ¿te sentiste perdida y sola? ¿Qué sensación tenías ? ¿Lo recuerdas? Pienso que, aun con poca edad hay cosas que no se olvidan. Intenta recordar más, aunque si eso te va a entristecer, pasamos de página.
Un besazo

Cybernapya dijo...

Gracias por compartir todo esto con nosotros... Besos

http://larealidadnoexiste.blogspot.com dijo...

Bello texto, Ten, de una belleza que va más allá de las palabras: hay luz, y hay pálpitos, y hasta los olores de las almendras garrapiñadas se perciben en tus líneas. Me gusta.
Gracias por visitar mi blog que anda el pobre algo abandonado.
Besitos.

Tenblog dijo...

Belén: pues esta vez supongo que sería para mi madre....

Chuspi: gracias, como en tu casa...

Revuelta: cuando estaba con mi padrastro...la verdad es que sí me sentía perdida, muy confusa, no comprendía donde estaba el error....
cuando fui a buscar a la nena ésta...no sentí absolutamente nada. Solo me senté y esperé. Cuando vi la cara de preocupación de los demás no lo entendí, la verdad. Yo sólo esperaba a que apareciera mi amiga y así ocurrió...no sabía que problema había.

Cybernapya: gracias a ti, por ti...

Alfredo: Tú aquí!!!! Qué alegría me das. En serio. Muchas, muchas, muchas gracias por visitarme, gracias por tus palabras....besos de alegría por reencontrarte!!

Hyku dijo...

Dicen que nuestra memoria no funciona cuando somos niños precisamente para no atormentarnos con el recuerdo del brusco interactuar con la vida (aparte de dolores de dientes de bebé, traumas de sueño o golpes contra el suelo...cosas así). De modo que si el primer recuerdo es intenso quiere decir que fue algo muy bueno...o todo lo contrario.

Besos de recuerdo.

Folken dijo...

En este tipo de posts no sé qué responder.

Lo único que se me ocurre es: gracias por dejarnos conocerte mejor.
(pero no como el lobo de caperucita)

winchester dijo...

Ay... qué tristeza me provoca ese sentimiento de "no saber cuál es el fallo" en una niña tan pequeña... Luego pasas toda tu vida luchando contra ello...
Y pienso que las dudas que tuvo un niño en su infancia, merece que se las aclaren los adultos cuando llegue el momento. Es muy injusto dejar esos claros... A fin de cuentas, el niño fue salpicado.

issis dijo...

la sensación de abandono y soledad es gigante y mayor cuando eres pequeño.

Anailogica dijo...

Uno de mis primeros recuerdos es de cuando nació mi hermano y lo trajeron a casa, me parecía un muñeco y por aquella época a mis muñecos les mordía los deditos, y cuando le ví sus manitas, le mordí en un dedo. Pobrecito, la de perrerías que le hice, y ahora ya adultos los dos, es un trozo enorme de mi corazón.
Curioso esto de los primeros recuerdos, me ha gustado mucho tu relato.

Besitos.

Verde Melón dijo...

Uno de mis primeros recuerdos es sentado en el banco de la escuela con los pies colgando, el colegio a punto de cerrar, ya solo quedabamos el portero y yo, y mi madre se habíaaaa olvidado de mi.

Diossssss que mal rato pasé.

;)

Bss

Casta dijo...

Desde el otro lado del mundo le envio un beso enorme a la niña perdida y a la adulta que ahora es.