jueves, 22 de agosto de 2013

Annus rarus

El 13 (menéamela que me crece) está siendo de lo más "disturbing" que podría ser...no está dejando parcelita alguna sin tocar oiga...me tiene...uffffff
El invierno ha sido económicamente catastrófico y eso...eso debilita a todo hijo de vecino. El piso vacío, sin trabajo, sin paro, con todo subiendo...como la mayor parte de  la población actual vaya...pero en carnes propias se vive de otra manera...que hasta echa una de menos la tierra un poquito y todo...
El rubio lo lleva verdaderamente mal en el curro también...este invierno los dos nos hemos hecho un poquito más viejos y nos hemos vuelto algo más amargados. Creía que era yo sola, pero hablándolo con él ... veo que no soy la única.
Este verano estoy trabajando de camarera/machaquita/encargada en la pizzeria/snackbar/cocteleria del hermano de una amiga. Está siendo especialmente duro física y psicológicamente. Me equivoqué en el planteamiento, jugué con fuego. Consideré que había un buen rollo estupendo en el restaurante grande y que estaría mejor allí que en el pequeño, que no iba a tener que currar demasiado, que era la reina del baile y todo iba a ser no de color rosa pero sí de un fuchsia pasional y divertido. Agosto, la ansiedad, la debilidad, el stress, las resacas, la sobrecarga de trabajo,Julio, la inexperiencia, la soberbia, la desilusión, Junio, el juego, el insomnio, ...han podido conmigo y me han derrotado de tal manera que ha afectado a toda mi vida.
Estamos sufriendo nuestra primera crisis. No sé como saldremos de esta. Juntos. Seguro. Porque no imagino mi vida al lado de otra persona, ni cuando estuve casada sentí esto. También sé que la vida hay que luchársela día a día y que la relación la hemos de construir y no van a venir las cosas siempre bien. Somos igual de diferentes que el primer día, lo que pasa es que queremos estar juntos y nos adaptamos.
El tema es el juego de la seducción...después de casi ocho años fuera del campo de juego, sentir que atraes a alguien más joven que tú....y tú ser una jugadora nata....pues...te resistes, te resistes pero...juegas.
Y llegan las complicaciones, y los quebraderos de cabeza y los malos pensamientos y las dudas y el ver las cosas que antes no veías y las que veías verlas más o de otra manera y pierdes más la paciencia (si le restas la que has perdido en el trabajo, resulta que no te queda) y sabes que tienes todo claro pero no paras y dices que vas a parar pero quieta no te estás y si lo estás la cabeza va a mil....la cuestión es que jugando, jugando, me he perdido un poco....y aquí estoy en el proceso de volver a encontrarme donde estaba. Porque sinceramente...no tengo ganas de cambios, mi vida era superbonita y feliz......quiero que volvamos a ser los de antes!!! tú y yo...y sobretodo yo...si yo vuelvo a ser la de antes...todo volverá a ser lo de antes...pero ahora... ahora estoy con el culillo de que ay si yo pudiera golfear...si yo pudiera...y quiero estar contigo, me encanta estar contigo y quiero estarlo para toda la vida pero la golfilla que vive en mí, la que lleva enterrada y callada casi 8 años está pidiendo salir a gritos....arrrrrgggggghhhhhh.....sobreviviré, de esta saldré, pero maaaaadre mííííaaaaa .... me están costando kilos y quebraderos de cabeza....
 quizá el día ya ha llegado y no me he dado cuenta...

1 comentario:

Hyku dijo...

Es lo jodido del instinto, que aunque lo cubras de dulce.. sigue ahí debajo, con su pimienta y su sal.
Que vaya a mejor, sobre todo con lo que da de comer.

Besos a tocateja